Los médicos se salvan de declarar 120 millones de viajes a congresos
01/06/2017
El Economista / Juan Marqués / Alberto Vigario

Los médicos españoles se han salvado in extremis de tener que declarar hasta 120 millones de euros al año por los gastos de los viajes a congresos médicos que sufragan los laboratorios farmacéuticos. El compromiso expresado por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ante el presidente de la Organización Médica Colegial, Serafín Romero, de modificar el artículo 44 del Reglamento del IRPF para que los cursos de formación sanitaria no tributen como rendimiento del trabajo en especie, tal y como obliga el último dictamen de la Agencia Tributaria, ha permitido atemperar los ánimos de un colectivo de cerca de 250.000 profesionales que había amenazado incluso con una huelga. | Más noticias en el suplemento gratuito elEconomista Sanidad.

 

De todas formas, la Agencia Tributaria ha abierto una vía de agua en la formación médica en España que, mientras no se apruebe, sigue generando una gran incertidumbre en los médicos. El criterio de la Agencia amenaza un modelo de formación que, hasta ahora, ha sido financiado casi en exclusiva por la industria ante la dejación de funciones de la Administración. Además de los 120 millones dedicados por los laboratorios para pagar las inscripciones a congresos internacionales, el desplazamiento y el alojamiento, las compañías farmacéuticas dedican otros 66 millones -según los datos de 2015- a ayudas a las organizaciones médicas para celebrar estos congresos en España.

 

Una de las claves del informe de Hacienda, según explican los servicios jurídicos de la organización colegial, es aclarar en calidad de qué se cursan las invitaciones para asistir al congreso. Es decir, si el médico acude invitado en su condición de representante designado por un determinado hospital en el que presta sus servicios, con lo que se trataría de "rendimientos del trabajo". O bien si se trata de un profesional que ejerce la profesión libre y es invitado en calidad de especialista. En este caso, la calificación del fisco es de "rendimientos de actividad profesional" y, por tanto, sometidos a tributación. Hacienda enmendará el criterio de Tributos al proponer un cambio normativo que aclarará que "no tiene la consideración de rendimiento del trabajo en especie la participación de los trabajadores sanitarios en cursos de formación, financiados por terceros que comercialicen bienes o servicios para los que sea necesario disponer de una adecuada formación por parte del trabajador".

 

Pérdida salarial

Aún así, los galenos están "indignados" con el responsable de Hacienda y se sienten "perseguidos" por las últimas decisiones de este departamento. El sindicato médico mayoritario CESM ya ha pedido una reunión urgente con el ministro para hablar sobre temporalidad y financiación del Sistema Nacional de Salud. Y es que tanto el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2017 como el informe de Tributos suponen un roto en el bolsillo de los médicos.

 

Las cuentas proyectadas por el Gobierno no permitirán recuperar el salario perdido durante los años de la crisis y ya van siete ejercicios de retroceso salarial, en opinión de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), la central mayoritaria en el sector. "La subida que se baraja es mínima, inferior incluso a la inflación de 2016 y la prevista para este año, por lo que los médicos, lejos de verse compensados por el deterioro de sus nóminas desde 2010, puede afirmarse que continuaremos acumulando pérdidas retributivas", denuncia el sindicato, que recuerda el aumento de la jornada sufrido, el recorte de días libres o la reducción de honorarios. Estas medidas han provocado una caída salarial cercana al 25%, según los médicos.

 

Temporalidad en el sector

Pero no son las únicas reclamaciones del colectivo profesional. De "parche" tachan el "mal acuerdo" que rubricaron los sindicatos de la mesa general de la Función Pública con el Ministerio de Hacienda para atajar la temporalidad en el empleo sanitario, especialmente elevado en el sector público al alcanzar tasas superiores al 30% del total. Dicho acuerdo queda lejos de las expectativas de los médicos. CESM pide catalogar como estructurales todas las plazas eventuales ocupadas durante más de un año, además de llevar a cabo cuanto antes una gran ope coordinada en todo el Sistema Nacional de Salud donde se sacarán a concurso 130.000 plazas sanitarias, realizar en adelante nuevas ofertas de empleo público con periodicidad bianual y acabar con la tasa de reposición.

 

Montoro se ha asegurado en cerrar el camino al aumento de las plantillas médicas en los servicios autonómicos de salud al introducir el artículo 19 en los presupuestos que impide cualquier incremento de gasto ni de efectivos, pero no a la temporalidad. La contratación temporal se limita así a casos excepcionales y para cubrir necesidades urgentes e inaplazables, si bien se deja la puerta abierta a cerrar contratos que no excedan los tres años de duración "con la misma persona", con lo que las administraciones podrán encadenar de nuevo contratos temporales para un mismo puesto pero "con una cara nueva cada tres años", según lo interpreta CESM Valencia.

 

En cualquier caso, Hacienda tendrá la última palabra ya que la contratación de personal temporal requerirá autorización previa de este departamento.


 

B2B Salud S.L.U. c/ Zurbarán, nº 9, local derecha. 28010 Madrid. Tel. 960 90 05 00. Fax. 963 46 39 53 Aviso Legal   
 
Como la mayoría de webs (todas las que tienen botones "me gusta" por ejemplo), ésta usa cookies. Si sigues navegando entendemos que estás de acuerdo. OK Más información